martes, 19 de junio de 2012

Relato: Soka y la niña ciervo (Lorenzo Asensio)

¡Hola tinteros!
Hoy os traigo un relato, pero esta vez no es mío. No, de Jorge tampoco. Es de Lorenzo, el administrador del blog Elefante Conspicuo.

Aquí lo tenéis. Se llama Soka y la niña ciervo. Lo he leído y me ha gustado mucho. Espero que a vosotros también:

------------------

  Se iban de casa. A Soka le habían detectado una enfermedad respiratoria y seguir respirando el aire sucio de la ciudad no podía hacerle bien. Se mudaban a una pequeña casita en el campo. Los padres de Soka le habían hablado muy bien de ella, él no la había visto aún. Tenía muchas ganas, se metió en el coche de un salto y tras poco tiempo cayó rendido. 
  Despertó a mitad de camino, cuando los edificios habían dejado paso a la naturaleza y se asomó por la ventana. árboles y más arboles situdos estrategicamente de forma que formaban filas y allí, a lo lejos, una niña corriendo paralelo al coche. ¡¿Una niña?! Si era un niña pero... ¿cómo podía alcanzar esa velocidad? ¿y por qué tenía cuernos?
  -¡Mamá!¡ Hay una niña ciervo corriendo al lado del coche! -le dijo Soka a su madre mientras la zarandeaba por los hombros-
  -Claro, Soka -dijo sin prestar la menor atención a lo que el niño señalaba por la ventanilla- ¿Por qué no vuelves a dormir una rato? Aún queda un largo camino.
  -¡Pero mamá...!
  -No seas pesado, Soka.
  Soka se quedó mirando por la ventana. La niña parecía no cansarse. Corría y corría sin detenerse. Después de un rato comenzó a moverse en diagonal, hacia el coche. Soka se lo advirtió a sus padre pero siguieron sin hacerle caso. Cuando la pequeña se emparejó con el coche Soka pudo ver que llevaba una hoja en la mano. Sus cuernos eran pequeños como los de un ciervo joven pero Soka pudo ver que eran reales, ¡una niña con cuernos de ciervo!
  Bajó la ventanilla, no parecía peligrosa. La niña extendió la mano en la que portaba el papel y la introdujo dentro del automovil. Soka la cogió. En ese mismo instante la niña dio un salto y desapareció en el aire. El niño alucinaba.
  Desdobló el papel y leyó lo que decía: <<Bienvenido al bosque, Soka, esperamos que tu nueva casa sea de tu agrado>>
  -Hemos llegado, dijo su padre.

-------------------

Como he dicho antes, me ha gustado mucho. A Lorenzo le podría servir para empezar una novela fantástica. Bueno, espero que hayáis disfrutado el relato. Todos los "Es genial" y cosas por el estilo comentadlas aquí, que Lorenzo se pasará de vez en cuando. Arriba os he dejado su blog, donde hay más relatos. 

Ciao!

1 comentarios:

Ylenia dijo... [Responder]

Tienes razón, Pablo, a Lorenzo le podría servir para el comienzo de una novela xDD

Está bastante bien también [es que vengo de leer tu relato xD]. Dios, Soka, ¡menudo nombrecico! Aunque me gusta xD

¡Un saludo! =)